¿Eliminar la cal de tu casa? Sí se puede con un descalcificador doméstico

Con un descalcificador en la entrada de agua de tu casa

Uno de los grandes problemas que podemos tener en nuestro domicilio es el exceso de cal en el agua. Grifos con efecto sarro de cal, lavadoras y lavavajillas con cal acumulada en las juntas, calderas de calefacción sucias de cal… Todo esto acorta la vida de los electrodomésticos. Pero tiene solución: un descalcificador doméstico.

El agua con demasiada cal y magnesio es perjudicial para nuestro bolsillo.

 ¿Sabes que un descalcificador puedes reducir considerablemente la cantidad de cal que circula por las tuberías de tu casa?

Un descalcificador es un electrodoméstico que se sitúa a la entrada de agua de la casa. Reduce la dureza del agua mediante resinas de intercambio iónico.

El descalcificador proporciona un agua que da suavidad a las prendas y a la higiene personal. Usada para la limpieza, el agua sin cal hace que sanitarios y grifos, duchas y vajillas queden siempre brillantes y como nuevos.

Cómo funciona el descalcificador

La descalcificación es un proceso que permite la captación de las partículas de calcio y magnesio que contiene el agua. Estas partículas dan lugar a las incrustaciones de cal que se acumulan en las paredes de los baños, en la vajilla, o en las partes mecánicas de los electrodomésticos. También son las responsables de la sensación rasposa de piel y cabello tras la ducha.

El descalcificador dispone de 3 partes:

– una botella que contiene la resina de intercambio para atraer a los iones positivos, como el calcio y magnesio

–  una válvula que controla la regeneración

– un depósito de  sal, ya que el uso de cloruro sódico es necesario para realizar todo este proceso.

El proceso de descalcificación consiste en un intercambio iónico a través de resinas que atrapan los iones de calcio y magnesio presentes en el agua. El paso siguiente es la regeneración, donde el agua con cal sobrante es redirigida al desagüe a través de la válvula. La regeneración se puede producir mediante temporizadores o puede ser controlada en base al volumen de agua que pasa por el sistema.

Última tecnología para el mejor rendimiento

Cada vez que se produce una regeneración se genera un rechazo de agua con cal no apta para beber, por lo que se desecha. Sin embargo, cada vez los descalcificadores son más eficientes y económicos, ya que se diseñan para poder aprovechar la máxima cantidad de agua usando la menor cantidad de sal.

Existen 2 tipos de descalcificadores en base a su tipo de regeneración:

– Co-corriente:  el modelo más tradicional.

– Contra-corriente: diseñados para generar un menor consumo de sal.

El agua restante tratada, con calcio y magnesio reducido, ya es apta para ser consumida.  Al no tener cal, no provocará los efectos que todo el mundo conoce de deposiciones de cal en las griferías, pelo reseco, problemas de la piel por la dureza del agua, etc…

No todos los descalcificadores son iguales porque no todas las casas son iguales. El consumo de agua en cada casa será determinante a la hora de decidir cuál es el descalcificador más apropiado.

 

Escoger Hidro-Water supone seleccionar el descalcificador que ofrece el mejor rendimiento, las mayores garantías sanitarias y la mejor atención al cliente.