Curve

Nuevo descalcificador CURVE, el mejor diseño con el menor tamaño

Curve es el descalificador de bajo consumo que transforma el agua corriente en agua blanda beneficiosa para la higiene, la limpieza y el funcionamiento de los electrodomésticos. Con una fácil instalación y un consumo reducido en sal, este dispositivo evita los depósitos de cal en tuberías y aparatos como radiadores, lavavajillas o lavadoras, previniendo a la larga costosas averías y molestias. Tanto para el ámbito doméstico como para el profesional, Curve es el complemento que elimina para siempre la cal de tu vida y de tu trabajo.

 

Curve
CURVE_BOTELLA

CURVE OFRECE:

Diseño: El descalificador Curve ha sido diseñado para ocupar el menor espacio posible en el hogar, lo cual permite ubicarlo en cualquier hueco disponible.

 

Ahorro: Curve reduce hasta un 50% la necesidad de productos de limpieza y además tiene un bajo consumo en sal.

 

Protección: El agua descalcificada evita las incrustaciones de cal, alargando la vida útil de tuberías y electrodomésticos y evitando costosas y molestas averías.

 

Limpieza: Suavidad en las prendas y en la higiene personal. Usada para la limpieza, el agua sin cal hace que sanitarios, grifos, duchas y vajillas queden siempre brillantes y como nuevos.

 

Práctico: La botella y la válvula permanecen separadas del depósito de sal, lo que permite un fácil montaje y desmontaje para una cómoda instalación y un rápido mantenimiento.

CURVE SIGNIFICA:

  • Novedoso diseño: de reducidas dimensiones, que permiten su instalación en gran variedad de ubicaciones, incluso debajo de la encimera. 
  • Máximo control: programador digital con múltiples posibilidades de programación para adaptarse al consumo de agua de tu hogar.
  • Fácil instalación y mantenimiento
  • Certificado de conformidad europeo

INFÓRMATE