La sequía ¿otra vez? Cómo paliar sus efectos

osmosis-inversa-SW-hidro-water

La sequía ha venido para quedarse. Pensábamos que era un episodio puntual de escasez de agua, pero no. Ahora la sequía son períodos prolongados de precipitaciones por debajo de lo habitual, de forma que las situaciones de alarma por agua insuficiente para la población y para la agricultura son cada vez más comunes. La sequía recurrente se ve afectada por el cambio climático, y su impacto varía dependiendo del lugar geográfico donde nos encontramos ¿Estamos preparados para estas situaciones de emergencia?

 

Entendemos que, para hacer frente a la sequía, se puede optar por medidas impopulares como las restricciones en agricultura, industria o turismo, o con tecnologías específicas que puedan paliar sus efectos en la medida de lo posible.

 

En Hidro-Water, como fabricantes de equipos de tratamiento de agua, asumimos la responsabilidad de cuidar este preciado elemento y lo hacemos diseñando equipos sostenibles y respetuosos con el medio hídrico, con una idea siempre presente: optimizar cada gota en cada uno de los equipos y procesos en los que intervenimos.

 

Así pues, con la campaña “SAVE THE WATER”, planteamos 3 opciones para conseguir atenuar la situación de escasez de agua: disponer de nuevas fuentes de agua, reutilizar el agua ya utilizada, y/o ahorrar agua en el proceso sin mermar la calidad o la producción al que va destinado.

 

Disponer de nuevas fuentes de agua

 

Aunque no siempre es viable, deberíamos preguntarnos si podemos disponer de nuevas fuentes de agua que estén en nuestro entorno, para poder transformarlas en agua de calidad potable o de regadío, y aquí ponemos varios ejemplos en los que podemos optar por tecnología fabricada por Hidro-Water:

 

  • Potabilizar agua de mar o agua salobre: Si disponemos de esta fuente cercana, se puede optar por la instalación de una ósmosis inversa para altas conductividades, como por ejemplo la HW-ROSW. En Hidro-Water disponemos de versiones de ósmosis de tipo estándar o personalizadas, según la calidad de agua que se quiera obtener.
osmosis-inversa-SW-hidro-water
Ósmosis inversa de Hidro-Water para agua salobre o agua de mar

 

  • Acumulación de agua de lluvia: En nuestra región climática llueve poco y cuando lo hace, se pueden dar lluvias torrenciales. Aprovechar ese exceso de lluvias puntuales en períodos de escasez significa obtener una nueva fuente de agua. Para potabilizar el agua de lluvia es imprescindible su acondicionamiento, tras la captación y almacenamiento. Para ello utilizamos equipos de filtración, adsorción, desinfección y remineralización. Todos estos tratamientos adecuan su capacidad dependiendo del uso final que se le quiera dar al agua.

 

  • Pozos no utilizados o nuevos pozos: Existen municipios o industrias que disponen de pozos históricos u olvidados que se dejaron de utilizar por estar contaminados y que, en épocas de restricciones o sequías, podrían ser una opción a tener en cuenta. Hidro-Water dispone de equipos que permiten solucionar el problema microbiológico, organoléptico y tóxico que pueda existir en el agua.

 

Contamos con avanzados sistemas de filtración equipados con resinas y medios filtrantes que eliminan hierro, manganeso, arsénico…, la nanofiltración, que retiene solo ciertos solutos y dejar pasar otros; la ósmosis inversa, que ofrece agua pura; las resinas para eliminar nitratos; el carbón como medio filtrante para la adsorción de pesticidas… El análisis del agua y su uso determina cuál será la solución escogida por el departamento técnico de Hidro-Water.

Sistema de filtración de Hidro-Water
Sistema de remineralización de Hidro-Water

 

Reutilizar el agua ya utilizada en otros procesos

 

El mito de no desperdiciar ni una gota se puede hacer realidad con nuevas tecnologías que recuperan gran parte del agua consumida, transformando además el rechazo y los desechos de los procesos en recursos valiosos.

 

Hidro-Water dispone de equipos que pueden transformar el agua ya usada para unos procesos, en agua con una calidad suficiente que pueda servir para otros, de tal forma que incluso puede ser una ventaja económica para el usuario aparte de la medioambiental.

 

Los equipos de aguas grises Grey-Water son un ejemplo de reutilización de aguas residuales domésticas procedentes de duchas, bañeras y lavamanos. Este sistema permite la vuelta a la circulación del agua reciclada para su uso en cisternas, riegos de jardines, baldeo y limpieza de suelos, llegando a ahorrar más de un 35% del agua que gastamos.

Recuperación de aguas grises para hotel de Hidro-Water

Otros tratamientos de los que disponemos para volver a hacer reutilizable el agua son los equipos terciarios de filtración y desinfección a la salida de una depuradora, con un medio filtrante que nos está funcionando muy bien, el Cristal Quimhidro, complementado con sistemas ultravioletas industriales HW. Estas tecnologías aseguran la eliminación de partículas finas y la inactivación de microorganismos patógenos sin la necesidad de aditivos químicos, lo que mejora significativamente la calidad del agua tratada, haciéndola apta para su reutilización o descarga segura en el medio ambiente.

 

Las estrategias para enfrentarse a cada problema son muy variadas. En otros casos de calidad de agua más exigente, la solución viene dada por las membranas MBR y Reactores MBR-K, que combinan procesos de tratamiento biológico con filtración por membranas para ofrecer una calidad de agua tratada superior, óptima para reutilización en riego o usos industriales, dependiendo de la calidad del agua requerida.

MBR de Hidro-Water

 

Otro sistema altamente eficaz y avanzado para mejorar la calidad del agua reutilizada es la combinación de Ultrafiltración junto con ósmosis inversas especiales para aguas residuales. Este enfoque integrado permite que el agua sea apta para una amplia gama de reutilizaciones y aplicaciones, consiguiendo si es necesario, una alta pureza.

Sistema de ultrafiltración de Hidro-Water

 

Ahorrar agua

 

El ahorro es el corazón de nuestra estrategia para paliar los efectos de la sequía. Los procesos de tratamiento de agua generan agua de rechazo, y es ahí, evitando y minimizando esta adversidad, donde volcamos todos nuestros esfuerzos tecnológicos y sacamos todo nuestro arsenal de equipos que permiten ahorrar agua en cada situación.

 

En 2024, junto con Culligan, hemos puesto en marcha una campaña denominada SAVE THE WATER, centrada en las tecnologías que tenemos a nuestra disposición y que fabricamos para el ahorro y reutilización de agua. Los puntos centrales en los que nos enfocamos son:

 

  • Aumentar la eficiencia en la recuperación de agua de los desechos de ósmosis inversa (RO), mejorando la tasa de conversión de sistemas convencionales mediante equipos personalizados RO-HW.

 

  • Disminuir la salmuera en sistemas de descalcificación mediante el uso de descalcificadores que incorporan tecnología contra-corriente y el sistema Aquasensor de Culligan.

 

  • Implementar métodos fisicoquímicos para la recuperación del agua utilizada en el lavado de filtros, como floculadores y decantadores.

 

  • Mejorar la eficiencia de los sistemas de filtración, reduciendo la necesidad de lavados frecuentes gracias a la utilización de equipos con programación especializada e instrumentación precisa.

 

  • Innovar en sistemas de filtración para piscinas con el Sistema Culligan HCF, que reduce el consumo de agua necesario para la limpieza de filtros convencionales.

 

  • Reemplazar medios filtrantes tradicionales como sílex y antracita por alternativas avanzadas como Quimhidro TX-PLUS y CRISTAL, que requieren menos agua para el contralavado, soportan mayores cargas y, por lo tanto, reducen la frecuencia de mantenimiento, permitiendo el uso de filtros de menor tamaño y contribuyendo al ahorro de agua.

 

Todos estos equipos y sus combinaciones son las herramientas que utilizamos al enfrentarnos a cualquier problema de agua. El diseño inteligente de cada una de las piezas y su ensamblaje constituyen un sistema con valor propio marca Hidro-Water, que surge del valioso ingenio de nuestro departamento técnico para alcanzar el objetivo propuesto.

 

¿Cómo luchar y ganar contra la escasez de agua?

 

En primer lugar, hay que ser mantener una actitud optimista aun ante las previsiones más desalentadoras. Estamos ante un desafío medioambiental al que podemos hacer frente porque disponemos de múltiples innovaciones tecnológicas que nos permiten enfrentarnos al problema de la escasez de agua.

 

No podemos hacer que llueva, pero si replantearnos el uso más eficiente del agua y tener prevista la tecnología adecuada para posibles periodos de sequía.

Paso a paso, tanto a nivel individual como empresarial, debemos plantearnos lo siguiente:

 

  1. ¿Cuánta agua gastas y cómo la gastas?
  2. ¿Podrías reducir el consumo?
  3. ¿Podrías reutilizar el agua desechada?
  4. ¿Podrías implementar tecnologías más eficientes para el tratamiento de agua en tu empresa?
  5. ¿Tienes algún sistema para controlar el consumo y poder identificar así oportunidades de mejora?

 

La experiencia de Hidro-Water en el sector nos permite asesorar en estas cuestiones a empresas y organizaciones. La conservación del agua es una prioridad vital y solo desde el conocimiento del sector podemos contribuir a que las empresas y entidades puedan enfrentarse a los desafíos de la sequía, y conseguir así sostenibilidad ambiental a largo plazo.

 

¿Condiciona la escasez hídrica tu visión de futuro?

 

Uno de los retos del futuro global va a ser la gestión eficiente del agua. No podemos posponer más tiempo la toma de decisiones para paliar los efectos de la sequía porque cada día que pasa el agua es un recurso más escaso, y porque con el tiempo aumenta la cantidad y calidad del agua exigida por la población, la agricultura, la ganadería y la industria.

 

En Hidro-Water sabemos que tenemos que reinventar el “ciclo del agua”, reescribir las reglas. Para ello optimizamos cada gota, cada proceso, cada equipo, con el objetivo de aprovechar y recuperar el agua en procesos industriales. Innovamos en filtros, en sistemas de desinfección, en tecnologías de ahorro que hace tiempo parecían impensables.

 

El desafío es enorme porque no tratamos un episodio puntual de sequía, sino un cambio de paradigma en la relación de los seres humanos con los recursos vitales del planeta. No obstante, vemos el futuro con optimismo porque sabemos que existen soluciones tecnológicas a nuestra disposición que nos permitirán cambiar las reglas del juego medioambiental, de forma que no solo podamos sobrevivir a la pertinaz sequía, sino, además, prosperar.

Comparte este post

Más contenido